Mantenimiento de nebulizadores de Glass Expansion

Nota importante

No se debería utilizar HF (ácido fluorhídrico) con vidrio o cuarzo. La utilización de HF en cualquier proporción provocará el deterioro del producto. Nuestros nebulizadores se entregan limpios y listos para ser utilizados. No realice un pretratamiento de los nebulizadores a base de HF.

Manipulación, almacenamiento y transporte de los nebulizadores

Al margen de los nebulizadores OpalMist, PolyCon y VeeSpray, todos los nebulizadores concéntricos de Glass Expansion están fabricados con vidrio borosilicatado o cuarzo, por lo que se deben aplicar los mismos cuidados que se emplean habitualmente con el material de laboratorio de vidrio. Tratar el vidrio con el cuidado que corresponde a un material frágil. El vidrio puede quebrarse y formar bordes afilados y cortantes, por lo que los objetos de vidrio deben manipularse mediante movimientos suaves y meditados y sin aplicar fuerzas mecánicas elevadas.

Tenga cuidado con la punta de los nebulizadores. No golpee la punta del nebulizador ni la deje al descubierto cuando no se utilice. Cuando la punta de un nebulizador resulta dañada, no se puede recuperar el rendimiento óptimo del nebulizador. Todos los nebulizadores de Glass Expansion se suministran en cajas de plástico especialmente diseñadas. El nebulizador debe guardarse en su caja cuando se almacene. De este modo, se evita que produzcan daños en la punta y que se introduzcan pequeñas partículas en el diámetro interior del nebulizador y que causen bloqueos.

No toque nunca la punta del nebulizador. Cualquier depósito de aceite corporal puede afectar perjudicialmente al rendimiento del nebulizador.

Mantenimiento diario

Comience y termine siempre la utilización de un nebulizador concéntrico nebulizando una disolución ligeramente ácida seguida de agua desmineralizada durante un par de minutos. De este modo se asegura que no se formen depósitos de la muestra o vidrios en el interior de un nebulizador cuando el disolvente que se encuentra dentro se seca. No lave los nebulizadores en un baño ultrasónico.

Si el capilar de la muestra de un nebulizador concéntrico se queda atascado, utilice el limpiador de nebulizadores Eluo para limpiar y desatascar el nebulizador. En el caso de los nebulizadores OpalMist, PolyCon y VeeSpray, utilice el limpiador Eluo HF (código de producto 70-ELUO-OP). En el caso de nebulizadores concéntricos, utilice el limpiador de nebulizadores Eluo estándar (P/N 70-ELUO). El limpiador Eluo también puede utilizarse con regularidad para limpiar y efectuar el mantenimiento del nebulizador.

Si existen depósitos de sal que no se puedan eliminar con Eluo, se recomienda empapar la punta del nebulizador en una solución al 25% de Fluka RBS-25 o un surfactante similar. Aplicar este procedimiento durante 24 horas y después, lavar con agua caliente utilizando Eluo. Después de varios lavados con agua caliente, se puede lavar con metanol para que se seque más rápidamente.

Consejos de manejo

Si observa que las RSD empeoran pero que la cámara de nebulización no parece presentar ningún problema, recuerde comprobar la conexión de argón al nebulizador. En ocasiones, los tubos de tygon u otros polímeros pueden endurecerse con el paso del tiempo y perder sus propiedades de hermeticidad al gas. Si esto ocurre, se puede detectar una pequeña fuga de argón utilizando un tubo de silicona blanda de un metro como estetoscopio. Incluso una perdida de argón del 1% puede provocar cambios de varios puntos porcentuales en muchas líneas analíticas de ICP. Compruebe también el caudal líquido del nebulizador para detectar la posible entrada de pequeñas cantidades de aire.

Si desea conocer el caudal líquido de la muestra pero no cuenta con el material necesario para efectuar una comprobación de pérdida de peso o pérdida de volumen, verifique la velocidad de una burbuja en el tubo de muestreo en un tramo de 10 cm. En un tubo con diámetro interior de 1,0 mm, una burbuja de aire que recorra 10 cm en 10 segundos significa que el caudal líquido es de 0,47 ml/min. Una burbuja de aire que se desplace a la misma velocidad en un tubo de muestreo con diámetro interior de 0,5 mm (una dimensión común en los nebulizadores de GE) significa que el caudal líquido es de 118 microlitros por minuto.

No intente desatascar los nebulizadores con alambres o sondas: existiría un elevado riesgo de provocar daños en el nebulizador. Tenga presente que los nebulizadores OpalMist, PolyCon y VeeSpray pueden desmontarse, pero esta operación sólo deberá llevarse a cabo en la fábrica de Glass Expansion. No es posible reparar los nebulizadores de vidrio que hayan sufrido daños importantes.